Make the pain reach the power

Cuál es el motivo por el que determinados problemas no se resuelven. Tanto en la vida laboral, como en el ámbito social o personal, podemos ver como problemas no se resuelven, aunque aparentemente el coste sea bajo y el beneficio sea elevado.
MakeThePainReachThePower

“Make the pain reach the power” es una frase que acuñé hace muchos años trabajando en una multinacional, cuando me di cuenta de que las cosas solo cambian cuando el impacto de no hacerlo afecta a la persona, o personas, que tiene el poder para conseguirlo.

Cuántas veces has visto a trabajadores afectados por algo que solo un jefe puede resolver. Si el impacto no llega al jefe, es muy probable que no se resuelva nunca o como poco se alargue en el tiempo. Esta situación se acentúa en organizaciones jerárquicas donde la persona o departamento capaz de resolver la situación está varios niveles por encima de la gente afectada.

En la vida social lo vemos con los políticos. Atienden problemas cuando el no resolverlos les genera algún impacto, normalmente de opinión pública. Ahí reside el poder de periodistas y de las redes sociales. Generan impacto de opinion publica a personas con poder por hacer o no hacer algo.

Poniendo un ejemplo más personal, y a riesgo de ofender por abusar de estereotipos. ¿Te suena que tu madre protestara porque tu padre no hiciera algo que a ella le interesara? Seguro que era algo que a tu padre, el poder de resolver, no le impactaba mucho. Si le impactaba seguro que lo hubiera resuelto sin tener que pedírselo. La bronca es el problema que tu madre le hace llegar a tu padre para que haga algo que sino no haría.

¿Cómo influir para que algo cambie? Averigua quien tiene el poder de cambiarlo y consigue que la consecuencia de no hacerlo le afecte en la misma proporción al esfuerzo de resolverlo.

El impacto es algo muy variado. Puede ser positivo o negativo. El más evidente y poderoso es el impacto económico, pero como hemos visto hay otros como el impacto político, la opinión pública, también llamada presión social, o la presión emocional. No olvidemos que somos personas y muchas veces la imagen, la reputación o evitar una situación emocionalmente desagradable pueden ser motivadores suficientes.

Muchas veces el poder no es consciente del problema porque hay alguien para el que dar visibilidad no tiene ningún beneficio o incluso puede tener un coste. En esos casos debemos generar un impacto en ese alguien o en todos los eslabones de la cadena hasta llegar a él.

Entender a las personas y la organización donde se mueven son factores clave.

¿Quién ha dicho que es fácil?

Suerte 😊

Escrito el 26 / Jul / 2019

@rulasg espero tus comentarios.